La volatilidad es uno de los conceptos básicos para entender cómo funciona el trading online. Conocer la influencia de la volatilidad en tus operaciones de trading es vital para determinar el riesgo y los posibles beneficios o pérdidas 

Definición de volatilidad

La volatilidad es la variación del precio de un activo dentro de un marco de tiempo específico. Técnicamente hablando, la volatilidad es la distribución media del precio de un activo durante un período de tiempo. La volatilidad entonces mide la variabilidad de los precios de un activo es decir hasta qué punto se mueve el precio a ambos lados del precio medio.

Si operamos en base a la volatilidad, podríamos verla como la probabilidad de que el mercado experimente cambios pronunciados en los precios de un activo. Los mercados volátiles siempre están asociados a un mayor nivel de riesgo, pero también a un mayor nivel de rentabilidad si se aprovechan las oscilaciones de precios en ambas direcciones. 

Se dice que un activo tiene volatilidad alta cuando su precio fluctúa constantemente; se dice que un activo tiene volatilidad baja cuando su precio permanece relativamente estable. 

 

¿Qué determina la volatilidad de un mercado/activo?

 

En esencia la volatilidad de un mercado depende de la oferta y la demanda, desequilibrios en esta balanza pueden crear mercados volátiles, así como crisis económicas, cambios en los indicadores macroeconómicos, eventos políticos o bélicos.

En el caso de que la demanda sea mayor a la oferta, subirán los precios para equilibrar la oferta, es decir, para llegar a un equilibrio entre compradores y vendedores. En efecto, si los precios aumentan, el número de compradores (demanda) disminuirá, mientras que el número de vendedores (oferta) permanecerá invariable, lo que permitirá converger hacia un cierto equilibrio.

En el otro escenario donde la oferta es mayor que la demanda, los precios tenderana a bajar serán oferta. En efecto, si los precios disminuyen, el número de proveedores se reducirá, mientras que el número de compradores (inversores) permanecerá invariable, lo que permitirá converger hacia un cierto equilibrio.

Así que, al final, cuantas más operaciones haya para un determinado activo, más volátil será su precio. Por el contrario, si los volúmenes de negociación de una determinado activo son constantes, ésta será menos volátil.

 

¿Cómo calcular la volatilidad?

Cuando hacemos trading en base a la volatilidad la expresamos en porcentaje, como  una medida del riesgo y la incertidumbre asociados a una operación. Para determinar la volatilidad de un activo financiero,podemos utilizar el rendimiento y la evolución de los precios: esto se conoce como datos históricos. A partir de esta información, calcularemos una desviación estándar, la cual es la variable estadística que proporciona una aproximación al riesgo.

 

Para calcular la desviación estándar, se procede en varios pasos

 

1) Recuperamos los datos denominados “históricos” correspondientes a los diferentes precios que ha tomado el activo financiero durante el periodo de referencia (el periodo de referencia puede ser de un mes o un año, por ejemplo).

 

2) Se calcula la media de estos precios pasados (esta media corresponde a “c ̅” en la fórmula siguiente).

 

3) A continuación, se calcula la diferencia entre el precio observado y la media calculada anteriormente para cada periodo (por ejemplo, cada mes) (el precio observado corresponde a “c_j” en la fórmula que figura a continuación).

 

4) Se suman las cantidades halladas en el paso anterior y el resultado se eleva al cuadrado.

 

5) Divida este resultado por el número de periodos (el número de periodos es “n” en la fórmula siguiente). Si el periodo de referencia es un año y cada periodo es un mes, entonces n = 12 periodos.

 

6) El resultado obtenido anteriormente se somete a la raíz cuadrada.

 

7) Por último, obtenemos la desviación típica, que corresponde a la volatilidad del activo financiero (o su riesgo)

 

¿Cómo interpretar el resultado?

 

 

 

 

 

 

La volatilidad es un criterio que debe tenerse en cuenta a la hora de elegir sus operaciones 

 

Con la variedad de soluciones de inversión disponibles, cualquier persona puede encontrar la inversión ideal que mejor se adapte a su perfil de inversor y a sus expectativas de riesgo/rendimiento. Pero hay que tener en cuenta que no es posible conseguir una alta rentabilidad sin asumir riesgos. Este es un principio fundamental en las finanzas: cuanto más riesgo se esté dispuesto a asumir, más se puede esperar ganar. En otras palabras, cuanto mayor sea la volatilidad de la acción, mayor será la ganancia potencial.

 

Según el tipo de inversión y el mercado donde se juegue, la volatilidad es más o menos importante. Por lo tanto, es necesario conocer bien su perfil de inversor y ponerse en contacto con uno de los asesores de CIBfx para saber qué soluciones de inversión se adaptan mejor a sus necesidades y expectativas, teniendo en cuenta su aversión al riesgo y la rentabilidad que puede esperar.

 

A la hora de construir una cartera de activos, hay que tener en cuenta la volatilidad de todas las inversiones disponibles en el mercado. Por ello, nuestros expertos seleccionan para usted las mejores soluciones que le permitirán diversificar su cartera y reducir su riesgo global.

 

Conclusión:

Conocer el concepto de volatilidad es esencial para las operaciones de trading online. Todas las inversiones incluyen algún riesgo, pero el riesgo variará en función de la inversión. Una forma ideal de controlar la volatilidad y al mismo tiempo disfrutar de una rentabilidad atractiva es construir una cartera diversificada, ya que la volatilidad no es el riesgo, sino un indicador de posibles incertidumbres.