hedging con derivados

Derivados como activos de cobertura: Hedging

El término “cobertura” en el trading se refiere a cualquier forma de inversión para compensar posibles efectos negativos

El término “cobertura” en el trading se refiere a cualquier forma de inversión para compensar posibles efectos negativos en posiciones donde se presente movimiento adverso del precio de un activo. Es una práctica vinculada con la gestión de riesgos, la cual tiene como objetivo reducir las pérdidas potenciales de una posición existente tomando una segunda posición que obtendría beneficios donde la primera sufriría pérdidas. Uno de los más comunes ejemplos de cobertura es proteger una posición larga, abriendo una posición en corto de un activo que esté correlacionado positivamente con el de la primera operación. 

En este artículo vamos a explicar cómo utilizar los derivados financieros como activos de cobertura para reducir el riesgo asociado a una operación. 

 

¿Por qué hacer hedging?

La principal razón para utilizar la cobertura es limitar el riesgo de pérdidas, si se hace correctamente, la cobertura agrega un valor real a cualquier plan de trading

Es importante resaltar, que la cobertura está reservada para operadores experimentados, con amplio conocimiento de los mercados financieros, que comprendan cómo funcionan las correlaciones entre activos y sepan interpretar adecuadamente las fluctuaciones del mercado. Querer hacer hedging sin una base de conocimiento sólida puede conducir a resultados completamente opuestos a los deseados. 

 

¿Por qué utilizar derivados como activos de cobertura?

En un artículo sobre la cobertura del riesgo cambiario, nuestro experto definió esta estrategia como el uso de “una inversión o transacción para limitar la exposición actual”. El método de cobertura más utilizado es el uso de CFDs o derivados  para realizar esta inversión de protección. Esto se debe a que el valor de los derivados se mueve en función del valor del tipo o precio de otro producto, conocido como activo subyacente. El valor de un contrato de futuros, por ejemplo, “deriva” o depende del valor de un subyacente, ya sea una materia prima u otro instrumento financiero. Por lo tanto, los derivados son especialmente adecuados para la cobertura, ya que están necesariamente correlacionados con los productos de los que se derivan.

 

En este contexto, el hedging consiste en utilizar un derivado para abrir una posición que proteja la posición abierta en el subyacente de ese contrato de derivados. De esta manera cualquier pérdida sufrida por la posición protegida será mitigada por las ganancias de la posición protectora.

 

Estrategias con derivados de cobertura

Los tipos más comunes de contratos de derivados utilizados en las estrategias de cobertura son las opciones, los futuros y los CFDs. En este artículo, presentamos algunas estrategias de cobertura utilizando opciones.

llamada de covertura

Si ha comprado acciones y, por tanto, mantiene una posición larga, puede reducir su riesgo con una estrategia bajista que incluya opciones y tenga sus acciones como subyacente. Por el contrario, si ha vendido acciones y está corto, puede reducir su riesgo con una estrategia alcista que incluya opciones y su acción como subyacente.

 

Supongamos que ha comprado 100 acciones de Apple  a 8 dólares por acción, con un coste total de 800 dólares. Si el precio de la acción cae, sufrirá pérdidas. Para protegerse contra un descenso de las acciones de Apple, puede utilizar una estrategia bajista que incluya opciones y aproveche cualquier descenso de las acciones, como la Short Call. Cuanto más caiga la cotización, más se alejará esta opción de la moneda y perderá valor. Y cuanto más pierda valor la opción, mayor será el beneficio generado por la opción de compra corta. Esto se debe a que, como vendedor, quiere que el precio de la opción baje para poder volver a comprarla a un precio inferior al de venta. Esta estrategia de vender una opción de compra para reducir el riesgo de una posición larga en acciones se denomina “Covered Call”.

 

La venta a largo plazo

La venta larga es otra estrategia comúnmente utilizada para proteger una posición larga en acciones. Esto se debe a que la Put larga es una estrategia bajista y la posición correspondiente se beneficia de cualquier descenso en el precio del activo subyacente. Por ejemplo, digamos que usted compró 100 acciones de Cronos a 9 dólares por acción por un coste total de 900 dólares.

Para protegerse contra una caída del precio de esta acción, compra la opción de venta de Cronos con el strike 6, que vence en 576 días, por una prima de 100 dólares. Como comprador de una opción de venta, tiene derecho a vender 100 acciones de Cronos al precio de ejercicio, en este caso 6 dólares. Ahora supongamos que el precio de la acción cae bruscamente a 3 dólares al vencimiento de su opción de venta. Con su venta larga, puede vender 100 acciones a 6 dólares por acción y embolsarse 600 dólares (6 dólares x 100). La pérdida en su posición de venta larga de 100 acciones se reducirá en 600 dólares, pero se incrementará en el importe de la prima pagada (100 dólares). Su pérdida total será sólo :

[(9 $ – 3 $) x 100] – 600 $ + 100 $ = 100 $

 

Comparación entre la opción de venta larga y la opción de compra cubierta

En comparación con la opción de compra corta, la opción de venta larga tiene la ventaja de ofrecer un mayor beneficio potencial. Para calcular el beneficio potencial de una opción de venta larga, hay que multiplicar por 100 el precio de ejercicio de la opción de venta (y restar la prima pagada). Si el precio de ejercicio es de 6 dólares, el beneficio potencial es ligeramente inferior a 600 dólares (6 x 100). Si el precio de ejercicio es 100, el beneficio potencial es ligeramente inferior a 10.000 dólares (100 dólares x 100). En cambio, en el caso de la Short Call, el beneficio potencial se limita a la prima recibida. Pero la desventaja de la opción de venta larga es que para comprar una opción de venta hay que pagar la prima de la opción, no recibirla.

 

El Spread de Put alcista

Ahora supongamos que has vendido 100 acciones de Amazon a 8 dólares por acción para un crédito total de 800 dólares. Si el precio de la acción sube, sufrirá pérdidas. Para protegerse contra una subida de las acciones de Amazon, se puede utilizar una estrategia alcista con opciones y aprovechar cualquier subida de las acciones. Cuanto más suba el precio de la acción de Amazon, más se alejará este diferencial de la moneda y perderá valor. Y cuanto más pierda valor, mayor será el beneficio generado por esta posición de opción.

Digamos que usted vendió la opción de venta del strike 8 y compró la opción de venta del strike 5 y se embolsó una prima de 28 dólares por este Bull Put Spread. Cuando las opciones expiran, las acciones de Amazon valen 9 dólares. Su posición corta de 100 acciones muestra una pérdida de -100 dólares (800 – 900 dólares). Pero sus opciones de venta han expirado fuera del dinero y por lo tanto no tienen valor. Su posición con estas opciones muestra una ganancia igual a la diferencia entre la prima recibida y el precio del spread al vencimiento, es decir, 28 dólares (28 dólares – 0 dólares). Su cobertura ha reducido su pérdida total de -100 dólares a -72 dólares (100 dólares – 28 dólares).

 

Desventajas del hedging

La cobertura no está exenta de inconvenientes. Reducir el riesgo con una cobertura siempre conlleva una reducción del beneficio potencial.

En el caso del Bull Put Spread, su posición con opciones puede acabar perdiendo. Si el precio del subyacente se desploma y el diferencial vence en el dinero, el diferencial mostrará una pérdida igual a la diferencia entre los dos strikes, menos la prima recibida. En el ejemplo de 100 acciones de Amazon vendidas a 8 dólares por acción, el beneficio potencial de la única posición con acciones es igual a 800 dólares (800 dólares – 0 dólares), ya que la empresa puede quebrar y su precio caer a 0 dólares. Pero si el precio de la acción cae a $0, el Bull Put Spread que está cubriendo mostrará una pérdida de -$272 ($300 – $28) al final de las opciones. Por lo tanto, el beneficio máximo de la posición global (acciones + cobertura) es de 528 dólares (800 dólares – 272 dólares)