Plan de pensiones: Un repaso a los puntos fuertes y débiles

En estos últimos tiempos, en los que cada vez existe mayor inseguridad económica y todo es muy cambiante,

En estos últimos tiempos, en los que cada vez existe mayor inseguridad económica y todo es muy cambiante, sabemos que los planes de pensiones pueden ser un activo muy importante para asegurarnos un buen porvenir. Es por esto por lo que desde CIBFx queremos explicaros varias razones por las que contratar un plan de pensiones puede ser una buena opción.

 

Planes de pensiones

 

El sistema público no da para más

El envejecimiento de la población y el deterioro del mercado laboral, con la consiguiente reducción en el número de cotizantes y la cuantía de sus aportaciones, hacen cada vez más difícil la sostenibilidad del sistema público de pensiones. Al menos en los mismos términos a los que nos habíamos acostumbrado en las últimas décadas. Que la pensión pública va a ir menguando es un hecho.

 

Permiten pagar menos impuestos y desgravar en la declaración de la renta

Si tenemos contratado un plan de pensiones podemos disfrutar de ventajas fiscales como la desgravación de hasta el 52% en el IRPF.

 

Cada vez vivimos más años

El hecho de vivir cada vez más años provoca una mayor incertidumbre en la hucha de las pensiones, de modo que tener un plan de pensiones privados ayuda a asegurarnos un nivel de vida y mantenerlo a lo largo de los años.

 

Ayuda a planificar el ahorro y la jubilación

El tener un plan de pensiones ayuda a conocer de primera mano los ahorros que se tienen y con los que se tiene previsto pasar el resto de nuestros días, de manera que tenemos un control total y una libertad sobre nuestro futuro.

 

Puedes comenzar en cualquier momento

Obviamente, cuanto antes se comience a ahorrar mejor, pero no hay ninguna fecha establecida para crear un plan de pensiones. Cuanto antes comiences se tendrá que realizar un “menor esfuerzo”, pero a una edad avanzada no es problemático, puesto que ayudará y complementará a la pensión estatal.

 

Pensiones
Una vez conocidas las razones por las que sí que recomendamos contratar un plan de pensiones, también indicaremos varias razones por las que es necesario pensárselo dos veces.

 

Altas comisiones

Al contratar este tipo de productos, se tendrán que abonar unas comisiones de depósito, gestión etc. pero existen otro tipo de comisiones no visibles que terminan disminuyendo la rentabilidad de nuestro dinero, como pueden ser los gastos asociados a las inversiones que realice el gestor de nuestro plan de pensiones.

 

Elevados impuestos

A diferencia de los fondos de inversión, las acciones y otros productos derivados que pagan impuestos por los beneficios obtenidos, los planes de pensiones tributan por los derechos consolidados, es decir, se pagan impuestos en base a lo ahorrado más los beneficios. Además, el porcentaje a pagar será diferente ya que tributan por rendimientos del trabajo, por lo que los tipos impositivos a aplicar dependiendo del total, pueden resultar ser más altos que otros productos financieros. Mientras se aporte dinero, se pueden deducir estas cantidades en la declaración del IRPF, pero en el momento de recuperar el dinero, comienzan los inconvenientes, ya que Hacienda se quedará con una parte importante del total de lo ahorrado.

 

Baja rentabilidad

Por regla general estos fondos de pensiones no tienen la rentabilidad esperada o adaptada a la inflación del momento. Si bien es cierto que nos dan seguridad, en muchas ocasiones el porcentaje de beneficio es menor a la inflación del momento, con lo que la rentabilidad final será muy baja.

 

Es por esto por lo que desde CIBfx os proponemos las cuentas gestionadas en las que, con una rentabilidad superior a la de los planes de pensiones, tendrás total seguridad y control de dónde se encuentran tus ahorros.