correlación de mercados

Correlación de mercados en trading

Uno de los factores que determinan el éxito de un trader es su capacidad de entender los mercados

Uno de los factores que determinan el éxito de un trader es su capacidad de entender los mercados financieros y su comportamiento. En este artículo vamos a hablar de la correlación de mercados en el trading y explicaremos algunas formas de operar en base a este indicador.

 

¿Qué es la correlación de mercados?

Una correlación de mercado es una medida, estadística o de observación, que identifica una relación positiva o negativa entre los precios de los activos. Estas relaciones se utilizan para determinar la dirección y la fuerza relativa de la evolución de los precios. Las divisas, las materias primas, la deuda y la renta variable incluyen muchos mercados relacionados, que presentan distintas correlaciones entre determinados valores. En términos coloquiales decimos que los activos están correlacionados cuando un mismo evento económico afecta el precio de diferentes bienes. 

Operar con correlaciones es un tema lleno de matices, que presenta una amplia variedad de metodologías por lo que lo hace un segmento exclusivo para operadores de mucha experiencia, pues al tener tantas variables es posible que el trader caiga en errores fácilmente. Al comprender firmemente qué es una correlación de mercado, un operador tendrá una idea bastante clara de lo que debe tener en cuenta al aplicar estrategias derivadas.

Tipos de correlación en el mercado de valores

Existen tres tipos de correlación en el mercado de valores: positiva, negativa y nula.

Si los precios de dos mercados se mueven simultáneamente en la misma dirección, hacia arriba o hacia abajo, entonces tienen una correlación positiva, que puede ser fuerte o débil. Si ante un evento económico el precio de un activo tiende a caer cuando otro sube, entonces la correlación es negativa. El nivel de correlación suele medirse mediante un coeficiente de correlación que oscila entre -1 y +1. Este coeficiente se establece analizando el rendimiento histórico del mercado. Por ejemplo, si dos mercados tienen una correlación del 50%, esto significa que históricamente, cuando el valor de uno de los dos mercados subía o bajaba, se producía la correspondiente subida o bajada del valor del mercado correlacionado, en la misma dirección, casi el 50% de las veces.

Por el contrario, una correlación de -0,8 significa que el análisis de los datos históricos del mercado muestra que los mercados se mueven en direcciones opuestas al menos el 80% del tiempo. Una correlación cero significa que no hay correlación entre los mercados. En otras palabras, el movimiento de los precios en un mercado no tiene un efecto significativo en el movimiento de los precios en el otro mercado.

También es importante entender que el hecho de que las correlaciones existan en promedio durante un período de tiempo no significa necesariamente que existan todo el tiempo. Los pares de divisas o las acciones que pueden estar muy correlacionados un año pueden divergir y mostrar una correlación negativa al siguiente.

Componentes de una correlación de mercado

Como lo mencionamos anteriormente los mercados correlacionados se mueven conjuntamente, ya sea de forma positiva o negativa. Por ejemplo, si el mercado A sube y el mercado B también sube, la correlación es positiva. En el caso de que el Mercado A suba y el Mercado B se hunda, la correlación se considera negativa.

Claro esta que no todas las fluctuaciones de precios representan una relación válida. Una verdadera correlación de mercado está sujeta a dos consideraciones principales:

Cuantificable: Una correlación real no debe ser producto de pruebas anecdóticas o generalizaciones prematuras. Se requiere un análisis estadístico o de observación detallado para su confirmación.

Presencia de operadores de arbitraje: Las prácticas de negociación de arbitraje implican la toma de posiciones simultáneas en múltiples mercados en busca de beneficios sin riesgo. Los arbitrajistas “imponen” las correlaciones porque este tipo de negociación garantiza que los precios se muevan en relación con los demás y no al azar.

Cuando se trata de correlaciones, es importante recordar que no son concretas. Las relaciones en los precios de los activos suelen cambiar rápidamente y dependen del marco temporal y de los niveles de participación, así como de otros innumerables aspectos fundamentales del mercado.

 

Gestión del riesgo y estrategias basadas en la correlación

Una buena gestión del riesgo es esencial a la hora de tomar decisiones para reducir las probabilidades de perder dinero. Aplicando la moderna teoría de la cartera, puede reducir el riesgo total de su cartera de activos e incluso aumentar su rendimiento global invirtiendo en mercados  con correlación positiva.

Esta estrategia permite detectar y compensar las pequeñas divergencias, ya que los mercados siguen estando muy correlacionados en general. A medida que la divergencia de los precios del mercado continúa y la correlación comienza a debilitarse, la relación debe ser examinada cuidadosamente para ver si la correlación se está deteriorando. Si es así, habría que separar la posición o adoptar un enfoque alternativo para responder al cambio en el mercado.

Correlación entre mercados

Históricamente se han encontrado correlaciones entre los pares de divisas y las materias primas más negociadas. Consideremos el dólar canadiense, que está correlacionado con el precio del petróleo, ya que Canadá es un importante exportador de petróleo o la corrrelación negativa que existe entre el yen japonés y el precio del petróleo, puesto que Japón importa todo su petróleo. Lo mismo ocurre con el dólar australiano y los precios del oro, que están muy correlacionados. 

A continuación algunos ejemplos conocidos de correlaciones de mercado son:

Las acciones de las compañías aéreas y el precio del petróleo

Cuando el precio del petróleo sube, también lo hace el precio del combustible para aviones. Dado que el combustible para aviones es un gasto importante para las compañías aéreas, el aumento del coste del combustible supone a su vez un aumento de las tarifas para los consumidores.

Los mercados de valores y el oro

La mayoría de las veces, estos dos mercados tienen una correlación negativa: cuando las acciones suben, el oro baja y viceversa. Una de las razones de esta correlación negativa es que el oro es un refugio seguro, por lo que cuando los inversores están a la defensiva, se decantan por el oro en lugar de por las acciones de relativo riesgo.

Estrategias de inversión basadas en la correlación en el comercio

A pesar del considerable impacto de las correlaciones positivas y negativas en el mercado, es crucial operar en el momento adecuado. Hay momentos en los que la relación se deteriora y esos casos pueden ser costosos para un inversor si no comprende rápidamente lo que está sucediendo.

El concepto de correlación es, por tanto, una parte esencial del análisis técnico para los inversores que desean diversificar su cartera. En períodos de gran incertidumbre en los mercados, esta estrategia suele permitir equilibrar la cartera sustituyendo algunas posiciones en activos con correlación positiva por otras inversiones con correlación negativa. En este caso, los movimientos de precios del mercado se neutralizan, lo que reduce el riesgo del inversor, pero también la rentabilidad. En cuanto el mercado se estabilice, el inversor puede cerrar sus posiciones con correlación negativa. Un ejemplo de activos con correlación negativa utilizados en este tipo de estrategia de inversión es una acción y una opción de venta sobre esa acción. El valor de la opción de venta aumenta a medida que el precio de la acción disminuye.

Operar con correlaciones

Una de las formas más comunes en que los operadores utilizan las correlaciones de mercado es a través de la metodología de seguir al líder. Con esta estrategia, los operadores identifican los mercados vinculados positivamente y anticipan los movimientos de los precios según la acción exhibida por el mercado o activo líder. A continuación, se abren y cierran posiciones en el producto secundario en función del comportamiento del líder.

Seguir al líder es una forma popular de operar con correlaciones, pero presenta varios inconvenientes importantes:

Inconsistencia: Las correlaciones suelen ser efímeras, desapareciendo o invirtiéndose sin previo aviso. Este fenómeno es especialmente común en los marcos temporales intradiarios y supone un riesgo añadido.

Rareza: Las correlaciones puras en las que se basan las decisiones de negociación son extremadamente raras y difíciles de encontrar.

Sofisticación: Un enfoque de una sola regla, como seguir al líder, tiene un alcance limitado, al igual que la mayoría de las estrategias de negociación técnica ejecutadas de forma aislada.

Un método superior para integrar las correlaciones en un plan de trading es buscar un mercado que tenga una inclinación. Por ejemplo, si hay una correlación de mercado positiva entre el DJIA, el S&P 500 y el NASDAQ, los precios se moverán generalmente de forma conjunta. Esto significa que es poco probable que la acción de los precios prevalecientes se revierta inesperadamente. De este modo, la correlación positiva entre los tres índices de renta variable sirve de “red de seguridad” para gestionar una posición abierta.