Cómo conseguir ingresos pasivos: Que tu negocio produzca mientras duermes

Una de las preocupaciones más latentes de hoy en día es en la generación de ingresos, y surgen

Una de las preocupaciones más latentes de hoy en día es en la generación de ingresos, y surgen preguntas como ¿puedo generar ingresos sin tener que estar tantas horas bajo presión? Pues la respuesta es sí, para eso están las modalidades de los ingresos pasivos, una nueva herramienta y forma de ver negocios que te permite estar generando cierta cantidad de ingresos sin necesidad de estar dedicando esas horas a un trabajo convencional.

Los ingresos activos son una de las opciones más frecuentadas. Son esos donde pasas varias horas de trabajo dependiendo de una persona ajena que te estipula un sueldo por horario trabajado o si posees un negocio deberás estar al pendiente y será una actividad sin un horario definido.

El tema de los ingresos pasivos ha revolucionado el mundo de la economía, siendo posible en la actualidad la forma de sustentabilidad más rentable, con el beneficio de no vender tu tiempo a otros por pagos que en ocasiones no son suficientes. Esta nueva modalidad de los ingresos pasivos te permite crear un activo que hará el trabajo por ti en una gran escala y te hará generar beneficios económicos de manera automatizada.

Has llegado hasta aquí y te has preguntado ¿Cómo puedo acceder a esta increíble modalidad? Es cierto que suena muy bien decirlo, pero hay que tomar en cuenta todo lo que abarca esta nueva estrategia de ingreso. Dentro de este texto se concebirá desde lo más simple de esta nueva estrategia de ingresos hasta qué negocio puedes optar para generar ingresos de índole pasiva.

¿Qué se entiende por ingresos pasivos?

Este tipo de ingreso surge de la actividad que implica un nivel de esfuerzo mínimo de tiempo.

Características generales de los ingresos pasivos

La concepción de este tipo de estrategia no significa que el dinero vendrá a la billetera y cuenta bancaria por arte de magia, sino que es una medida que optimizará buenos ingresos pero sin la necesidad de invertir tanto tiempo y esfuerzo en su desarrollo.

Algo que caracteriza notablemente a los ingresos pasivos es su total desarrollo, es decir, que tiene un nivel de desenvolvimiento constante y que va aumentando y creciendo hasta que la persona y el mercado lo permita, al igual que la generación de ingreso que cree dependiendo de lo que elija la persona tendrá que tener un diferencial  para que se conciba un mayor consumo.

Tipos de ingresos activos existentes

Conocer muy bien las ramificaciones existentes de los ingresos activos nos ayudará saber qué ventajas nos pueden ofrecer los ingresos de índole pasiva, y nos convencerá más de acceder a ellos. Entre las tipologías de los ingresos convencionales activos podemos encontrar los siguientes:

  • Ingresos por lapso de tiempo: este tipo de generación de ingreso es el más común, se trata de intercambiar tiempo de trabajo por un salario determinado. Este tipo de ingreso determinado por un tiempo hará que las ganancias sean mínimas y no tan óptimas debido a que el tiempo disponible es finito.
  • Ingresos basados en el resultado generado: este no se basa en el tiempo específicamente sino al resultado logrado, es decir, si posees un establecimiento comercial de venta de ropa el ingreso que generes se basará en  la cantidad que consigas vender indiferentemente el tiempo que tardes en hacerlo.

Por esta misma razón podemos establecer esta modalidad de ingreso de forma pasiva, que depende en notable porcentaje en el resultado que se genere pero no exige un tiempo y esfuerzo estipulado, y aun así la generación de ganancia seguirá activa, siendo una especie de ganancia automatizada.

¿Qué opciones te pueden generar ingresos de índole pasiva?

Muchos analistas y expertos en las ganancias de índole pasiva aseguran que una de las opciones más concurridas es la renta o alquiler de propiedades inmuebles, sea una edificación, casa, local, u oficina.

Se dice que las ganancias pasivas depende de los ingresos activos, ponen de ejemplo las conocidas acciones, las cuales son una combinación de activo-pasivo pero una no depende de la otra, es decir, puede ser de índole activa si la persona que posee dicha acción mantiene una actividad activa dentro de las funcionalidades diarias de la entidad empresarial, y por otra parte puede ser pasiva si la persona adquiere una acción y la deja creando ingresos sin hacer ningún esfuerzo, con el fin de obtener beneficios a lo largo del tiempo.

Las nuevas tecnologías ofrecen diversas opciones para acceder a esta modalidad de ingreso, entre las cuales se pueden resaltar las siguientes:

  • Estructuras de índole artística y creativa: si tu fuerte en el arte y generación de piezas de gran índole artísticas pues no lo dudes, este talento te puede ayudar increíblemente a generar un negocio pasivo, pudiendo exhibirlos mediante la web para que los buenos apreciadores de estas creaciones accedan a la compra de los mismos.
  • Piezas gráficas: las fotografías como medio de ingreso pasivo es excelente medida, en la web muchas personas pagan por fotografías para darle uso, por esta razón mostrar tu talento en la fotografía y su edición te garantizará un ingreso seguro, debido a que mucha gente pagaría por material de buena calidad.
  • Acceso a información académica: los contenidos informativos en especial los académicos son de gran concurrencia, por esa misma razón dar clases por vía online, dictar cursos  e incluso materiales de apoyo académicos sería buena opción para generar ingresos.
  • Comercio electrónico: esta opción también es considerada un ingreso pasivo, debido a que mediante sitios web y redes sociales se pueden comercializar productos y servicios que puedan generar ingresos sin mayor esfuerzo y sin estar todo el tiempo al pendiente, gracias que las plataformas digitales te optimizaran la mayoría de las cosas. 
  • Inversión en bolsa: Por último, tenemos las plataformas de forex como el CIBfx, que nos permiten invertir pasivamente en acciones de compañías y demás bienes, y obtener un rédito económico. El asesor será el encargado de hacer el trabajo (dedicarle tiempo), y nosotros iremos percibiendo ingresos según el rédito que obtenga nuestra cartera, sin dedicar con ello más tiempo al proceso.